Biografía de Frida Kahlo

La pintora Frida Kahlo fue una artista mexicana casada con Diego Rivera. En nuestros días es un icono feminista y de la moda, además de un símbolo de la cultura popular. Puedes ver aquí las mejores pinturas de Frida Kahlo.

¿Quién es Frida Kahlo?

Magdalena Carmen Frida Kahlo, nace en Coyacán, México, en el año 1907. Pintora mexicana, que compartía espacios y diálogos con importantes muralistas mexicanos de la época, compartiendo sus ideologías políticas. La pintura de Frida Kahlo, es un diario personal, una técnica inocente y metafórica, que no denigra sino que condimenta una sensibilidad muy acentuada. Sus pinturas son los acontecimientos que marcaron su vida, sin intención quizás de sentirse dentro del arte, pintada por el simple placer de hacerlo.

Fotografía original de Frida Kahlo
Fotografía original de Frida Kahlo, pintada digitalmente

Un fatal accidente sucedió cuando tenía dieciocho años, padeció una larga agonía y reposo donde decidió comenzar a pintar, y que la marcaría el resto de su vida, pues, siempre estará presente en sus obras a modo de tratamiento psicológico. Se caso con el muralista mexicano Diego Rivera en 1929, sufriendo un aborto tres años después, agravando así su honda sensibilidad y tristeza, de este acontecimiento nacieron las pinturas Henry Ford, Hospital, y Frida y el aborto. La propia autora ha explicado su propia potente simbología dentro de la mitología que conforma toda su obra.

En el mundo de arte son también valorados todos sus complejos autorretratos, siempre exigentes de interpretación. Cuando el teórico del surrealismo, André Bretón conoce la pintura de Frida Kahlo, declara que es una surrealista y es invitada a exponer en París y New York. Sin embargo, Frida Kahlo nunca se consideró surrealista pues consideraba sus pinturas como sucesos reales y no sueños oníricos. En sus últimos momentos inclusive, rechazara estar enmarcada dentro de esta tendencia.

La relación con la estética ancestral de México, interés de los muralistas Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, fue muy relevante en la obra de Frida Kahlo. Dioses y figuras precolombinas eran recurrentes en sus paisajes y fondos, la iconografía mexicana y azteca bañaba siempre sus atmósferas. Pero su personalidad, vida, y figura célebre, es la que hace destacarle en el mundo del arte mexicano del siglo XX.

La Pintura de Frida Kahlo

Una realidad hostil acompañó siempre las obras de los pintores méxicanos de la época, luego de una fuerte revolución, y viviendo un mundo agitado y sacudido por ideologías antagónicas y guerras mundiales. La obra de Frida Kahlo es un constante insistir de la vida y la salud, una lucha contra el deterioro y la enfermedad. Desde niña había padecido poliomielitis, en 1925 sufrió el famoso y terrible accidente automovilístico, fracturando su columna vertebral y pelvis . Este lamentable hecho la llevaría a sufrir varias operaciones, numerosos abortos y una salud precaria.

Fue en estos largos periodos de recuperación y reposo, que Frida Kahlo se acercó a la pintura. Postrada en su cama, mandó a instalar un caballete, y por recomendación de Diego Rivera, a documentar los más importantes eventos en su vida. Una vida llena de contrastes, el eterno deseo de la felicidad, y la constante realidad dolorosa y cruel.

En sus pinturas, la misma autora es la protagonista. Con un espejo y su caballete modificado para pintar acostada, creó enigmáticos autorretratos y escenas metafóricas originas de su psicología. Iniciando su larga serie de autorretratos, el tema más presente en su obra autobiográfica. Mediante la repetición de elementos, crea su propio lenguaje, idioma, y mitología. “Me retrato a mí misma porque paso mucho tiempo sola y porque soy el motivo que mejor conozco“.

Estética mexicana y precolombina

Creyente del nacionalismo revolucionario, y del comunismo internacional, Frida Kahlo quería reivindicar el individuo mexicano, vistiendo trajes típicos, con parafernalia precolombina. Una mexicana autentica, como apreciamos en Autorretrato de Tehuana, Mi nana y yo, Cuatro habitantes de ciudad de México, etc. orgullosa de sus rasgos mestizos y sus raíces. Combinando lo maravilloso con lo escatológico, creaba una pintura impulsiva, ingenua, y con una fuerte voluntad nacionalista.

Su técnica habitual, óleo sobre plancha metálica, en formatos pequeños, proviene del arte popular mexicano conocido como los exvotos. Estos generan una narrativa con elementos simples, coloridos, y expresivos, creando una obviedad mística.

Las dos Fridas, 1939
Las dos Fridas, 1939, Frida Kahlo

La adaptación de la narrativa gráfica de los exvotos podemos encontrarla evidente en Retablo, 1943. Frida Kahlo había visto un exvoto representando un tren y un autobús accidentados, una mujer agonizante se encontraba cerca del accidente, y elevada sobre la escena, la Virgen de los Dolores. Frida agregó sus propias cejas, convirtiendo la pintura es su propio accidente, escribiendo también, “Los esposos Guillermo Kahlo y Matilde C. de Kahlo dan gracias a la Virgen de los Dolores por haber salvado a su niña Frida del accidente acaecido en 1925 en la esquina de Cuahutemozin y de Calzada de Tlalpan.”

Frida homenajeo a los médicos pintando convencionalmente exvotos, como si tratasen de creyentes agradeciendo a vírgenes y santos de devoción. Esto luego de superar problemas importantes de salud. Podemos verlas en El doctor Eloesser y El Doctor Farrill.

Diego Rivera y Frida Kahlo

Las enfermedades no sólo trastornaba su vida, los problemas amorosos con Diego Rivera es el otro gran protagonista de su obra. Su relación con Diego Rivera estuvo envuelta en infidelidades, y un amor obsesivo, celos y discusiones. El golpe definitivo fue la infidelidad de Diego con la hermana menor de Frida, Cristina. Los cuadros luego del acontecimiento, fueron su grito de desesperación y lamento.

Frida Kahlo y El Surrealismo

André Breton consideraba la obra de Frida Kahlo como surrealista por su carácter onírico y simbología, pero Frida Kahlo siempre negaría esto, pues alegaba que sus pinturas eran su realidad, y no sueños.

La pintura mexicana no sólo despreció el movimiento, sino también a los pintores representaste del mismo. Conoció París en vísperas de la segunda guerra mundial, donde tuvo contacto directo con los surrealistas. Sus conclusiones se dejan ver en un escrito a su amigo y amante, el fotógrafo húngaro Nickolas Muray, “No puedes imaginarte lo hijo de putas que son esta gente; me hacen vomitar. Son tan condenadamente intelectuales y degenerados, que ya no los aguanto más.”

Su obra se centra en la misma autora, una indagación psicológica constante, representada en elementos que se repiten, relacionados siempre a méxico, diego rivera, y la propia Frida Kahlo. Los estados de ánimos son siempre evidentes, deliberados y expresivos en sus escenografías, siempre tambaleándose entre el sufrimiento, el desamor, y la esperanza. Para Frida Kahlo el arte es desafío y combate, pero también consuelo para la derrota, celebración, saludo, y despedida. Es la búsqueda constante de la identidad propia, la huella de su memoria golpeteando su mentes constante, un ahogo de lo no dicho. En definitiva, una pintora fantástica.

La muerte de Frida Kahlo

Aproximadamente una semana después de cumplir 47 años de edad, Kahlo murió el 13 de julio de 1954 en su famosa Casa Azul. Se ha especulado sobre la naturaleza de su muerte. Pero la versión más aceptada entre estudiosos, es muerte por una embolia pulmonar, pero algunos mencionan un posible suicidio.

Los problemas de salud de Frida Kahlo se volvieron insoportables en 1950. Después de ser diagnosticada con gangrena en su pie derecho, Kahlo pasó nueve meses en el hospital y tuvo varias operaciones durante este tiempo. Incluso en este periodo continúa pintando y participando en causas políticas padeciendo movilidad limitada. En 1953, parte de la pierna derecha de Kahlo fue amputada para detener la propagación de la gangrena.

Para desgracia, fue hospitalizada nuevamente en abril de 1954, según algunos informes, por intento de suicidio. Regresó al hospital dos meses después con neumonía bronquial. Nunca permitió que su salud detuviera su activismo político. Su última aparición pública fue una manifestación contra el derrocamiento respaldado por Estados Unidos del presidente Jacobo Arbenz de Guatemala, el 2 de julio.

Película sobre Frida Kahlo

En el 2002 estrena Frida, película protagonizada por Salma Hayek como Frida Kahlo y Alfred Molina como Diego Rivera. Dirigida por Julie Taymor, la película fue nominada a seis Premios de la Academia y ganó por Mejor Maquillaje y Puntuación Original.

Museo de Frida Kahlo

La casa familiar donde nació y creció Frida Kahlo, se convirtió en La Casa Azul, y esta abrió como museo en 1958. Ubicado en Coyoacán, Ciudad de México, el Museo Frida Kahlo alberga artefactos del artista junto con obras importantes. incluyendo Viva la Vida, 1954, Frida y Cesárea, 1931 y Retrato de mi padre Wilhelm Kahlo, 1952.

Libros de Frida Kahlo

Frida: Una biografía de Frida Kahlo, escrito en 1983 por Hayden Herrera,ayudó a despertar el interés la artista mexicana. El trabajo biográfico abarca la infancia, su accidente, su carrera artística, su matrimonio con Diego Rivera, su asociación con el partido comunista y sus amores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *